Otro adiós que se guarda

que hoy cesen nuestros brazos de tocarnos
y de ayudarnos a entender nuestros gestos

no significa que para el mañana no te desee más
felicidad que hoy o ayer

espero encuentres lo más cercano a tu alma
en otro estación

pero lo que más anhelo es que seas feliz
sin el miedo que te aleja del amor

que sonrías aún estando en el error del otro
que sanes y vibres hasta con los días más
nublados

siempre nuestros recuerdos se cruzaran
en los sueños menos esperados por la razón

respiraré sin tu presencia, bien hondo
pero aún así tu aroma recorrerá todas
y cada una de mis pieles

me reservo el adiós para entregarlo
al horizonte que nos vuelva  unir


somos todos relatos continuos
y agradecidos sin decirlo.
Te quiero.

Comentarios