La desinteresada sinceridad del día

El día se muestra entero
en su tono y en su color
en su sonido y en su silencio

como quién se descubre el rostro
después de un escondido llanto

el día de hoy es uno de esos prestamos
que te regala y no te regala la vida

hechos para recordar lo que no sucedió
lo que se perdió intentándolo
lo que alguna vez creímos tener

el día es más sincero que nuestros
vagos pensamientos que van y vuelven
como un error favorito

los días no nos pretenden
no son ni señales ni enigmas
no son tuyos ni míos.

Los días son niños inocentes
jugando en plazas oscuras
en columpios oxidados.

Comentarios