Lo mucho o lo poco de lo que está y de lo que no.

La chaqueta larga 
para el sol incierto 


las monedas ajenas 

en mis bolsillos 
ofrendas para cuerdas
en mis oídos.


Una mañana justo ahí

al lado del placer
mis besos menos pensados
en tus labios


el enmarque olvidado 

de nuestro amanecer 


un siglo enterrado pero 

deseado a la vez.


Lo que no está y lo que debe

por ser tal cual como quiere 


no hay novedad si no se teme 

a la sorpresa cuando esta queme.


Algo no encaja, para tanto 

en tan poco tiempo.


Tanto, tanto en un solo día 

tanto pensar dejar de pensarlo


Tanto ir a buscar, traer  y olvidarlo

cuando todo ya está a la luz 
de cualquier barrio

y a la sombra los diarios 

que asombran pasados 
que leen descansos 
de atrasados espantos.

malas noticias, llantos

buenas noticias, cantos.

se sufre o se anuncia 



-Tanto-


¿Tanto para qué? 

si no encaja 

¿Y que tanto para que encaje?


un paseo en micro por obligación

voluntaria me alcanza.

Comentarios