Espacio en la tarde

Llega un momento de la tarde que nadie pide
pero respalda tu desesperación, tu angustia
entonces ni una acción es acción
y ni un encanto grita ni chilla placer

Esta lluvia se aburre de darme señales
y escribe sonidos que nacen desde el cielo
y mueren en las nucas de las casas
entiendo su lenguaje de incertidumbre

Pero ahora que escribo casi inmóvil
también quiero ser sordo de presente
y sordo de futuros que pueden morir
tácito de tu amor, con el corazón ausente

Paciencia es la que se busca y cultiva
pero siempre estará este lapso letárgico
que ni las mas agudas tormentas interrumpen
cesa esta lluvia alma mía, aunque fuerzas no tengamos

Crece el palpito de mi paz interna, que no se ve
pero tiembla por poros infinito de mi piel
y brotan enjambre que impiden que vuele
duele, huele y siente mi ardor, desde tu distancia

Comentarios