Desorientación

No se que hacer con esta vida
no se si guardarla o dejarla ir
creo que me espanta la idea
de que nadie me vea
de que yo no la vea

No se que hacer con esta vida mía
que se encarga de acabar al mundo
con sus ideas

Se supone que tengo que disfrutarla
acariciar cada alegría y tropiezo
sentir su respirar latente en mi corazón

El día que me alcancen los días de mi vida
tendré una idea vana de la vida
no la mía sino la que le hace sombra

Por ahora me queda aguantar la tormenta
dejar que expire la lluvia para que se abra
una ventana o una puerta

Para que el sol acaricie a este cuerpo
ermitaño

para saludar al vecino viudo
y absorber el peso de la pena en sus ojos

para sentir el suspenso antes de llegar
a la esquina
encontrar la muerte en un semáforo
escapar del grito del tren

Ojalá que esta lluvia cese para
tener que mirar otras caras
otros fantasmas
dejar pasar otros enigmas
y no entender actitudes
poco éticas de otras personas

Ojalá que siga la lluvia
haber si encuentro debajo
de cada gota mi consuelo
y deje de lado la cobardía
el frío fracaso del otoño

Solo espero que sigan así los días
que no son míos ni de nadie
para no alterar cualquier letargo
para no detener cualquier muerte
para no insistir en cualquier vida

Mañana seguiré no entendiendo
y seguiré lamentando la insana moral
de mi espejo


Comentarios