En estos días cortos y eternos a la vez,
cargados de densas emociones y
 dolores diversos en los cuales voy aprendiendo
 con el tiempo a soltar, a soltar el pasado sordo 
que ya cruzó los brazos... 
es por eso que hay que abrazar el hoy y 
descansar de lo que fue justo y lo que no.

Quizás solo hoy sonría en estos versos
pero se siente bien, soy como un papel
liviano de todo mi ser, gracias.

Comentarios