Sufrí y miento

El sufrimiento va mutando 
hoy no es más que un susurro 
antes yo era el sordo
yo creía en gritos

Es cierto siguen 
las costumbres 
que no te dejan 
en paz
como el perro 
vagabundo
al cual 
acaricias

Pero el sufrimiento 
no me aplasta
puedo reír a su lado
creer en él
ser yo la moraleja 
de él
tomar café con él

hasta el frío a
mutado
y no es por que
yo lo diga
sino que ellos
me lo han hecho 
saber.

No es por mujeres
ni por mi madurez 
es por la repetición
que se va haciendo
costumbre hasta lograr
la nostalgia.

Me miento hoy día 
por que desconozco 
el futuro y el pasado
se me esta olvidando
porque quiero que 
ocurra el presente,
siempre hablo de 
estos tres.

Hay que olvidar 
y seguir amando
aunque sepamos 
que comenzamos
un error, sigue.

Comentarios