miércoles, 7 de septiembre de 2016

Se cree to-do

Me tuve que llevar el secreto
y dejarlo afuera de mis tumbas
el secreto más conocido
del mundo entero, está cerca
de mis días, de mis pasos
tengo una colección
de secretos parecidos
de distintos tiempos
todos únicos en sus cuerpos.

El de hoy lo he tenido que callar
en un breve detalle de olvido,
he tenido que cancelar mecanismos,
estaba todo marchando sobre dos ruedas
pero no todos tenemos los mismos días
dentro de nuestros meses que viven
dentro de nuestros años y que morirán
fuera de no más de ocho décadas.

A veces podemos coincidir por gracia
de la nada en alguna suerte que también calla
en el misterio del día que sigue, en el arrebato
de un fin de semana, en la indiferencia de un lunes
es cierto que podemos coincidir en algunos días
estos días son las sobras de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario