El viaje de mis dos ojos

Mis ojos viajan a veces
mientras camino y pienso
en un plan banal
o mientras solo el estómago
canta desesperado
al ritmo de las hormigas

Miro con asombro edificios
como si fueran mujeres bellas,
me gusta la escalera de Paicaví
antes de llegar a San Martín,
no me gusta el strip center
que está al frente, pienso que es un
símbolo de un progreso enfermo
de un modelo gringo que esta cómodo
en nuestra tierra fértil en recibir mierda.

Pero también mis ojos realizan otros viajes
mas profundos y simbólicos, y no,
no hablaré de un amor que se fue
ni del otro que vuelve por capricho
ni por los montones de nada
que vendrán en bandada.

El viaje que más me gusto
fue el de un árbol
que agonizaba soledad
que armonizaba de verdad
lo mire desde de la raíz
pasando por su tronco
lleno de historia que nacieron
ahí, innatas cerca de su existencia
me fije que no tenía follaje,
así como yo no tengo ganas de amar
llegue a la cima y ahí el árbol murió
ocurrió entonces el funeral
cinco pájaros se posaron
en cada tronco partido por el tiempo
descansaron varias hora supongo,
ni el cielo nublado los espantaba
el viaje fue eterno y duro cuatro segundos
después de tres semáforos, planeé
este poema, ahora lo escribo faltando
dos minutos para las seis de la tarde
y en la angustia desesperada de terminarlo,
me di cuenta que solo tengo una vida
para escribir sobre este viaje,
de mis dos ojos en un solo momento

Comentarios