domingo, 7 de agosto de 2016

El ángulo de un dolor

Cuando todo había muerto
o eso es lo que pensaba
cuando todo era hielo
si, todo se congelaba

me refiero a nuestro
casi amor perfecto
cuando el ultimo
canto de nuestras
ganas de volar
terminaron por
tropezar en rocas
caminamos lentos
desviándonos.

Viajé de ánimo denso
y un pensar cansado
hacia Parral
el reino del silencio
allí invertí mis pensamientos
en ese entonces agotados de ti
me explaye en un respirar hondo
converse con árboles, perros, vacas

De regreso en el bus
hacia Concepción
viaje en dolor inmenso
un claro recorrido de pena
con la cabeza en diagonal
e ignorando al mundo
que avanzaba en mi ventana
me fijé en un ángulo
un borde de ventana
curvo como mi vida
como mi sentir en
aquel presente

Hoy viajo con nuevos cementerios
ahora el ángulo no tiene importancia
porque voy al ritmo de mi ventana
con destino a Santiago, muero en la curiosidad.

Este poema no es en honor a ti
ni a ningún pasado triste,
es en honor a todos los ángulos
que no valoré pensando en ti.



No hay comentarios:

Publicar un comentario