De nuevo de vuelta de tarde

Son cerca de las ocho de la tarde
y el cielo quema en su ombligo
las antenas avanzan hacia atrás
de nuevo estoy acá sentando
descifrando arboles oscuros
olvidando cordilleras blancas
las ramas ya no son madera
son sombras de un pasado
tan reciente como mis ganas
de escribir y ver (te)

La duda mas grande
que circula dentro
de este momento
es la de no saber
que sigue después
de ese inicial fuego
del cielo que cambia
con el paso incansable
de preguntas con los ojos
de todos los humanos
se asoman consuelos
de estrellas que son homenajes
de amores que duraron una tarde
eso es lo que supongo yo

podría ser una tarde ya repetida,
los cables de los postes de la carretera
de la vida , de mi muerte de la tuya
son infinitos en todo sus cuerpos
infinitos como mi torpeza en el amor
de cualquier mujer, en cualquier región
en cualquier tarde que se quema

Comentarios