domingo, 28 de febrero de 2016

nada en la mañana

camine sobre la mañana pálida
el sol destellaba cansancio
y permanecía ese viento frío
que te envuelve el calcio

sentí ese aroma a nada
en el respirar profundo
y en la agonía de los segundos
recordé tu existencia
que en la mía no es nada

No hay comentarios:

Publicar un comentario