un día en un cuerpo

Todo parte por el pelo que se nubla
y baja en forma de lagrimas
de cansancio y desesperación
recorre troncos y ramas arrugadas
llega a los tallos que con suerte
logran avisar que aún sirven

nunca hay que andar con el pelo nublado

Comentarios