domingo, 25 de enero de 2015

El mar y yo

El horizonte intacto
el mar insistente
y quejumbroso,
nos observamo
paralizados
como si uno
de los dos
perdiera su
existencia,
lloramos
juntos
la presencia
de cada cual,
como si
nos amaramos
antes de cristo
antes de los chinos
antes.. de este
misterioso y desconocido
que nos unió desde
que nacimos
dentro de esta muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario