Un día con la noche

Sigilosa la noche me mira,
yo la miro a ella
soportado por multitudes
pastos verdes y secos,
pienso en una pizarra
manchada con tiza,
cuando pestañeo
se multiplican estas
agrupaciones brillantes,
conventos de constelaciones
juguetonas que hacen que
me mareé mientras las miro,
hay de todo tipo,
una mas solitarias,
otras se mueven y hablan,
otras son mas humildes
y se dignan a bajar a la tierra,
mientras miro al cielo oscuro
como carbón recién hecho,
me doy cuenta que enmarca
este cielo un tropa de árboles
en fila como en un regimiento,
alguno que otro pájaro canta
o se queja del frío, pero siempre
que miro al cielo de noche
me acuerdo de la otra vida que tuve
en otra época, en otra noche,
en un noche mientras el día también
estaba presente.

Comentarios